martes, 7 de abril de 2009

Playa del Casino - La mayor playa del mundo.

La playa del Cassino es ubicada en la ciudad de Rio Grande, en la província del Rio Grande do Sul. Es habitada hace más de cem años, y es considerado el balneario maritmo más antigo del Brasil e de la provincia. La playa comienza a 18 km de distancia del cientro de Rio Grand.



Creada para ser un cientro de turysmo pela Companhia de Bondes Suburbanos da Mangueira, subsidiária da Companhia Carris Urbanos, tomó vantage de la linea ferrea entre Bagé e Rio Grande, que despues fue expandida hacia la entonces Costa da Mangueira.
EL director de la compania, Antônio Cândido Sequeira, buscó investidores entre los membros de la sociedad do Rio Grande e, con apoyo del governo provincial, conseguió desapropriar las tierras locales, visando crear un balneário en los moldes moldes de aquellos que existiam en Europa y Uruguai. Al ser inaugurada en 26 de enero de 1890, abrangia tres quilometros por la costa y dos quilometros de largura, cortados al medio por una linea ferrea que levava al Rio Grande. Más adelante, recebió la denominación de Villa Sequeira, em homenage al su idealizador.

El balneario do Cassino se firmó como centro de lazer de grandes empresarios - en geral descendentes de alemanes, portugueses, ingleses y italianos que venían com mucho dinero para deliciarse con la luxuosidad y la jogatina del Hotel Atlântico. La parseguición a los italianos y alemanes, durante la Segunda Guerra Mundial, y la proibición del juego de roleta, en 1946, causaram danos a la economia locale. En los ultimos años, el balneario conseguió riverter esa situación con una serie de atraciones y curiosidads turysticas.

Está en el Guiness Book (Livro de los Recordes) como la mayor playa en extension del mundo - son más de 240 km de comprimento, se estendiendo desde la ciudad de Rio Grande hasta el Chuí.

Oeste - En el extremo de la playa, fue construído con toneladas de piedras que invadem el mar abierto. Su formación, junto al Molhe Leste, del otro lado del canal de navegación, protege la entrada y la salida del embarcaciónes para el Rio Grande. No Molhe Oeste es posible pegar una vagoneta, movida a vela, que desliza lentamente por los trillos oceano adentro hacia llegar el la torre del farol. La vieaje lleva cerca de 20 minutos y percorre una extensión de 4 quilômetros (con su reforma de 2009, ahora tiene 4,3 quilômetros). En la ruta se puede todavía tener la suerte de mirar delfines e goosandeers. Punta: vá de bicicleta!